Vicuña
Cerveza Vicuña Cerveza Vicuña Cerveza Vicuña

Cerveza Vicuña

Vicuñaicuña es un proyecto cervecero peruano para Latinoamérica que reúne a maestros cerveceros de diferentes países y busca crear las cervezas más sofisticadas, únicas e irrepetibles. Elegimos la vicuña como símbolo para este proyecto porque representa la peruanidad, la sofisticación, lo salvaje y la libertad que nos inspira a crear.

Vicuña Sacramento Andino es una cerveza colaborativa singular. Una ofrenda de tres maestros cerveceros a la cordillera de los andes. Vicuña Sacramento Andino ha reposado y madurado a baja temperatura por más de dos años. El resultado son 3999 botellas envasadas a mano de una cerveza irrepetible de edición muy limitada. Una cerveza de guarda, muy aromática y con alto grado alcohólico. Dócil y salvaje como la Vicuña, es sedosa y perfectamente redonda en boca. Vicuña Sacramento Andino reúne la escencia de la Cordillera de los Andes con la experiencia y talento de tres extraordinarios maestros cerveceros latinoamericanos.

Vicuña

Haciendo camino

Tres maestros cerveceros - Ricardo Aftyka fundador de Jugueter Perdidos, Bruno Ferrari, fundador de Berlina y Diego Aste, fundador de Cerveza Candelaria - viajaron desde la Patagonia Argentina hasta la costa peruana recolectando ingredientes y experiencias para hacer una cerveza con alma andina. Recorrieron más de 5000 kilómetros para convertir agua de manantial puneña, cebadas y lúpulos patagónicos, muña del altiplano, maíz guiñapo arequipeño, maca de Junín y pisco iqueño en una cerveza única e irrepetible.

South America Map

Bajo una superluna en un bosque andino cocinaron a fuego abierto un extracto de raíces y hierbas. Luego en la Cervecería Candelaria prepararon un candy de pisco y un mosto ámbar denso, para juntarlo todo y fermentarlo con levaduras cerveceras y levaduras extraídas de un puñado de fibra de vicuña y la corteza de un árbol de queñue.

En el camino entre rituales y festejos en la comunidad de Picotani en Puno, a más de 5,200 metros de altura, maravillados por un Chaku que reunió más de 8 mil vicuñas salvajes, le pusieron nombre a esta creación. Dos años después nace Vicuña Sacramento Andino, nuestra ofrenda a los andes.